Legislatura Porteña:Compacto de la Sesión Ordinaria del 18 de Octubre de 2018

legislatura1_0 (1) (1)La Legislatura porteña aprobó, en primera lectura, modificaciones a la Ley 3060 que creó Autopistas Urbanas SA (AUSA), a fin de incorporar el Paseo del Bajo y otras arterias a su red vial, extender la concesión a esa empresa estatal hasta el 2049 y permitir la adecuación de las tarifas por diversas variables, a fin de poder aplicar nuevas formas automáticas de cobro de peajes. Para sancionar definitivamente esta norma, deberá antes pasar por Audiencia Pública.

“Otórgase la concesión de obra pública de la Red de Autopistas y Vías Interconectadas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en adelante “La Red”, y Puentes de conexión física con la Provincia de Buenos Aires, de conformidad con el Anexo I de la presente Ley y de acuerdo con lo dispuesto por los artículos 1º, 4º, inciso b) y 5º de la Ley Nacional Nº 17.520, modificada por la Ley Nacional Nº 23.696, a la empresa Autopistas Urbanas S.A., a título oneroso y por el plazo de veinte (20) años”, dice el primer artículo de la norma sancionada este jueves.

Y agrega que “cumplido el plazo establecido en el párrafo anterior, extiéndase por veinte (20) años el plazo de concesión de obra pública de la Red de Autopistas y Vías Interconectadas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Puentes de conexión física con la Provincia de Buenos Aires, otorgado a la empresa Autopistas Urbanas S.A., venciendo ésta el día 23 de septiembre de 2049” (hasta ahora, la adjudicación caducaba en 2029).

Lo aprobado por los diputados de la Ciudad también habilita que “el cuadro tarifario de peaje aplicable a la concesión es fijado por el Poder Ejecutivo, teniendo en cuenta el plan de obras asignado a AUSA por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, horarios, flujo de tránsito, estacionalidad, condiciones económico-financieras y condiciones generales del desenvolvimiento de la red vial de la Ciudad”.

Tal como explicó el presidente de AUSA, Carlos Frugoni, al exponer ante los legisladores en reunión de comisiones, las nuevas pautas tarifarias son para adecuarlas a la futura aplicación del sistema de pase dinámico, sin barreras ni cabinas de peajes (“free flow”), con el objetivo de evitar accidentes, automatizar el cobro, evitar el ensanche de trazas que causan embudos de tránsito y dar fluidez al paso de los vehículos. Los empleados que quedarían sin tareas por la eliminación de las casillas de pago de peajes serán reasignados a otras funciones dentro de la empresa, según ya se convino con el sindicato pertinente.

El nuevo método permitirá cobrar peaje por tramos, por kilómetros recorridos, según horarios, en base a la captación electrónica de la chapa patente y otros detalles del automotor. Esto permitirá diversas formas de pago, como débito automático y la utilización de aplicaciones web y de telefonía móvil.

Los fondos obtenidos por AUSA SA deberán ser destinados a “explotación, administración, reparación, ampliación, conservación y mantenimiento de las autopistas y vías rápidas consignadas (las primeras nueve del listado) y a la ejecución de la puesta en valor y ampliación que la autoridad de aplicación ordene sobre las avenidas consignadas (el resto de las avenidas)”.

Otro destino de los recursos obtenidos será “la ejecución de las obras públicas viales aprobadas por la autoridad de aplicación y la ejecución de obras públicas no viales, las que deberán contar con previa autorización de la Legislatura”, lo cual ya estaba establecido en la ley original.

También se legisló que “la Comisión de Seguimiento creada por el artículo 13 de la Ley 3060 está integrada por los/as Presidentes/as de las Comisiones de Obras y Servicios Públicos, de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria, de Planeamiento Urbano y de Tránsito y Transporte y diez (10) diputados/as; respetando la proporción en que los sectores políticos están representados en el seno de la Legislatura”.

El proyecto del Ejecutivo fue tratado con despacho conjunto de las comisiones de Obras y Servicios Públicos y de Presupuesto y se aprobó en primera lectura con 40 votos positivos de Vamos Juntos, Bloque Peronista y Partido Socialista y 18 negativos de Unidad Ciudadana, Evolución, AyL, PTS-FIT y FIT.

En el debate, Gastón Blanchetiere (VJ) hizo de miembro informante como presidente de la comisión de Obras y Servicios Públicos y habló del “modelo de gestión exitoso de una empresa pública estatal”, del ahorro que significa la realización de obras por medio de AUSA por la descarga de 21% de IVA y señaló que la extensión de la concesión da certezas “para operaciones de crédito”.

María Rosa Muiños (BP) apoyó en nombre de su bancada el proyecto oficial pero cuestionó severamente el artículo referido al cuadro tarifario, que propuso modificarlo en el tratamiento en particular, aunque sin conseguir los votos necesarios. El cuestionamiento fue por incluir para el cálculo de las tarifas de peajes el costo de obras públicas ordenadas por el Gobierno de la Ciudad. Aseveró que “es inconstitucional por tratarse de una doble imposición”. Toda la oposición coincidió en el planteo de Muiños, así como también estuvieron de acuerdo en reclamar más inversión en la ampliación de la red de subterráneos, con los fondos que recauda AUSA.

Carlos Tomada (UC) puntualizó: “No estamos de acuerdo con el tratamiento exprés de las leyes y de votar en abstracto, sin información precisa”. Sintetizó que lo propuesto por el oficialismo es “más tarifazos y más endeudamiento”.

Juan Nosiglia (EV), por su parte, adhirió a las críticas anteriores y agregó objeciones por el aumento ya realizado del 53% en las tarifas de peaje en lo que va del año, que podría seguir incrementándose con la nueva norma, explicó. También protestó porque la Comisión de Seguimiento no se reúne, pese a que debería autorizar las obras asignadas a AUSA y los informes trimestrales de gestión.

También hablaron para oponerse Patricio Del Corro (PTS-FIT) y Gabriel Solado (FIT), quienes aludieron a “cheque en blanco para tarifazos y endeudamiento”, “modelo privatizador” y “caja paralela para obras del Estado”.
La Legislatura dio su aprobación inicial al convenio suscripto entre el Gobierno de la Ciudad y la Agencia de Administración de Bienes del Estado para el desarrollo de los nuevos bajo viaductos ferroviarios de las líneas Mitre, San Martín y Belgrano Sur. Se hará audiencia pública antes de una segunda lectura.

La ley aprobada este jueves en primera lectura tiene por finalidad articular procesos de reconversión urbana e integración de los predios ferroviarios a cargo del Estado Nacional, a ser liberados en superficie, por las obras de elevación de las trazas de las líneas ferroviarias FFCC Mitre, FFCC San Martín y FFCC Belgrano Sur. Se deberá convocar a una audiencia pública.

“En la actualidad dichos predios se encuentran al servicio del transporte público referido, operando como barrera urbana, con la consecuente interrupción de vinculaciones peatonales y vehiculares, así como una degradación en la calidad urbana; afectando de este modo a la integración entre barrios, la continuidad del tejido urbano, así como al transporte vehicular terrestre y los espacios de esparcimiento de los habitantes de la ciudad”, explican los fundamentos de la iniciativa, impulsada por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

La reconversión urbana integral propuesta en el presente proyecto transformará, según el proyecto, “el modo de habitar de los vecinos propiciando el desarrollo futuro de las áreas de intervención”. Además se promueve la diversidad de usos siguiendo los criterios de aplicación en los bajo autopistas, determinando todas las construcciones en los bajo viaductos a los condicionantes que imponga la autoridad federal en materia de seguridad ferroviaria.

Sobre la ocupación del Bajo Viaducto se establece que “cuando la distancia entre la proyección vertical del Bajo Viaducto Ferroviario y los fondos o laterales de las parcelas sea menor a 3,5 m, se permitirá la ocupación total del Bajo Viaducto. Se propiciará la incorporación de usos comerciales en su intersección con calles transversales, jerarquizando dichos espacios con la apertura de frentes y vidrieras para vincular e integrar la traza urbana. Cuando la distancia entre la proyección vertical del Bajo Viaducto Ferroviario y los fondos o laterales de las parcelas sea mayor a 3,5 m se permitirá la ocupación de hasta el 65% del Bajo Viaducto”.

En los espacios libres por fuera del Bajo Viaducto Ferroviario se propiciará la creación de corredores verdes, peatonales, ciclovías y bicisendas.

Las edificaciones bajo viaducto y en los espacios linderos a los mismos deberán adecuarse a la normativa aplicable en materia de seguridad ferroviaria, protección ambiental y de prevención y mitigación de impactos negativos, determinados por los organismos competentes.

El proyecto fue aprobado con 39 votos positivos de Vamos Juntos y Evolución y 17 negativos de Unidad Ciudadana, Bloque Peronista, Partido Socialista, FIT, PTS-FIT, AyL.

En el debate, las legisladoras oficialistas Cristina García y Victoria Roldán Méndez (VJ), como presidentas de las comisiones de Tránsito y Transporte y de Planeamiento Urbano, defendieron la iniciativa, mientras que Javier Andrade (UC), María Rosa Muiños (BP) y Gabriel Solano (FIT) argumentaron sus votos negativos.

Por otra parte se condonó una deuda de casi 50.000 pesos que un jubilado, incapaz contributivo que acreditó estar gravemente enfermo, mantiene con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en concepto de Impuesto Inmobiliario y Tasa Retributiva de los Servicios de ABL, Mantenimiento y Conservación de Sumideros de la casa en la que vive con su esposa en Villa Devoto – Comuna 11.

La decisión fue adoptada este jueves por mayoría simple del cuerpo legislativo al aprobar un despacho favorable emitido por la Comisión de Presupuesto a raíz de una iniciativa de los diputados Francisco Quintana y Paula Villalba (VJ).

La vivienda, única propiedad, se encuentra con falta de mantenimiento y su mobiliario es austero; cuentan con cobertura médica por PAMI y se atienden en hospital público. Ambos perciben ingresos jubilatorios mínimos. A principios de 2013 fue revaluada, lo cual ocasionó que superara el valor fiscal establecido para el tipo de exención que gozaba anteriormente por lo que se dio curso a la justicia y el profesional actuante refirió que el matrimonio no cuenta con recursos económicos suficientes para afrontar el pago de la deuda, según expresan los fundamentos del despacho.

La Legislatura porteña aprobó en la sesión de este miércoles una declaración impulsada por la diputada porteña Patricia Vischi (Evolución) que promueve la incorporación de los productos “libres de gluten – Sin TACC”, “sin azúcar agregada” y “deslactosados” al programa de Precios Cuidados.

Al respecto la diputada Vischi declaró: “Los celiacos, diabéticos y aquellas personas con intolerancia a la lactosa, constituyen una parte de nuestra población que no puede quedar ajena al consumo cotidiano; considerando que el 10 % de la población son diabéticos, los productos que son aptos para ellos forman parte de su canasta básica, y por lo tanto se tornan imprescindibles para su dieta cotidiana y hemos observado que cuestan hasta un 300 % más caros que el valor de los alimentos sin los procesos adecuados para estas disfunciones”.

Y agregó: “Desde la Legislatura dimos un paso importante para que los organismos correspondientes de competencia Nacional arbitren las medidas necesarias para incorporarlos al Programa de Precios Cuidados”.

Asimismo sostuvo: “Publicaciones periodísticas destacaron que estas gestiones están en marcha y celebramos esta medida. Es una prioridad constituir políticas de estado que den respuesta a las distintas problemáticas que afectan la salud de los vecinos”.

Archivado en:ACTUALIDAD, BARRIO DE LINIERS, BARRIO DE MATADEROS, BARRIO PARQUE AVELLANEDA, CIUDAD, COMUNA 9, CULTURA, INFO GENERAL, PORTADA
© INFOCOMUNA 9. Derechos Reservados 2010-2016. / .
.